Un 20 de agosto de 1965, hace exactamente 50 años, se puso en marcha este proyecto. Llenos de ilusión, con muchísimo trabajo y sobre todo mucho cariño, mis abuelos Teodoro y Angelines, y mi padre, Dionisio, una familia muy unida,  pusieron todo de su parte para sacar el restaurante adelante. En ese año, comenzaba la construcción del Embalse de Navacerrada, presa dirigida a abastecer de agua a gran parte de los municipios de la vertiente madrileña de la Sierra de Guadarrama, ya que en esos tiempos, las principales carencias que tenían estos pueblos era el agua.

Por aquel entonces, el restaurante nunca cerraba. Para poder atender a todos los obreros que allí trabajaban, realizaban durísimas jornadas, repartiéndose el trabajo en tres turnos de ocho horas. Años de enorme esfuerzo, en los cuales tenían que repartirse todas y cada una de las labores.

Para ello eligieron una antigua casa, en el centro de Becerril de la Sierra, que restauraron para la actividad hostelera de este negocio familiar, y que hace que hoy, nuestro restaurante en Becerril  siga siendo uno de los lugares emblemáticos para comer en la Sierra de Madrid.restaurantes Becerril de la Sierra

Todo este sacrificio dio sus frutos, y pronto, el restaurante Las Terrazas de Becerril, se convirtió en uno de los referentes gastronómicos de la zona, referente que continúa hasta hoy, dónde nuestras especialidades en jamón, marisco, platos de cucharapaellas, nuestro famoso arroz con bogavante o nuestro cordero de lechal son conocidos en toda la Sierra.

Desde entonces y hasta el día de hoy, son numerosas las reformas que se han realizado para ofrecer siempre el mejor servicio. La primera de ellas, en los años 80, donde realizamos una fuerte apuesta, convirtiendo un bar con una pequeñita sala en lo que hoy entendemos como restaurante. Fue un no parar, pero todo el esfuerzo y la suerte se pusieron de nuestro lado, y pronto el Restaurante Las Terrazas de Becerril fue el elegido para las celebraciones de bodas, bautizos, comuniones y otros. Ya en el año 1990 y 2000 se realizaron otras reformas, con cambios de decoración. Durante estos años hemos pasado por todos los cambios posibles, cada una de una época distinta. Madera, piedra… hasta hoy, dónde contamos con salones de Corian y una estética mucho más moderna, acorde a los tiempos. Tiempos que siguen avanzando y nosotros siempre con ellos, por lo que en octubre comenzamos otra nueva reforma, donde convertiremos nuestra barra en otra más moderna y amplia, con la colocación de mesas altas para tapear en un ambiente moderno y acogedor, y creando mejores accesos para todos, incluida una rampa fija para minusválidos.

restaurantes Becerril de la Sierra

Como veis, mi hermano Alberto y yo (Javier), tercera generación de esta trepidante aventura, seguimos apostando y mirando al futuro con muchísima ilusión.

Desde este humilde rinconcito de nuestro blog, queremos dar las gracias por estos 50 años. Tenemos un recordatorio especial para todo el personal que ha pasado por aquí y que ha trabajado muy duro. Sin duda, sin ellos no estaríamos donde hemos llegado. Por su puesto, a nuestros abuelos Teodoro y Angelines, que fueron el origen de todo y nuestro referente a cada paso que damos. A nuestros padres Dionisio y Pilar, incansables trabajadores que hicieron de un pequeño negocio un restaurante que ahora es referencia en la Sierra de Madrid. A todos los amigos por sus consejos y apoyo para seguir adelante. Y por último, a vosotros, a todos nuestros clientes por la confianza que nos habéis otorgado durante estos años, porque sin vosotros nunca hubiera sido posible, esperando estar con vosotros, por lo menos, otros 50 años más.

¡GRACIAS!