Las Terrazas de Becerril apuesta por el café naturalEl café es mucho más que una bebida, es el acompañante ideal para múltiples ocasiones. Es una buena excusa para reunirnos con los amigos, para compartir con las demás personas, para desestresarnos junto a la gente que queremos. Alrededor de un buen café nos contamos nuestras preocupaciones, alegrías, nos ponemos al día de nuestras vidas, nos tomamos una pausa en el trabajo para renovar fuerzas y, además, es el final perfecto a una buena comida que invita a una agradable sobremesa.

Si eres amante del café, sabrás que existen diferentes tipos y que uno sea más perjudicial que el otro depende de si se trata de café torrefacto o natural.  A quienes nos gusta el café y sabemos apreciarlo, no tenemos dudas y nos decantamos por un café natural, y ya no sólo por los beneficios que éste tiene, sino también por su aroma y sabor.

La diferencia entre el café torrefacto y el natural es que el primero es una variedad de café que se obtiene tras someter al grano a un proceso especial de tostadura. Dicha tostadura se realiza añadiendo azúcar, un 15% como máximo, durante el proceso. Al alcanzar temperaturas cercanas a los 200 °C el azúcar se carameliza y se adhiere al café. Las diferencias con un café natural están en la calidad del grano seleccionado, los grados con los que tostamos el café y la incorporación del azúcar al tueste. Con el café torrefacto se consigue un color mucho más oscuro, una sensación más amarga, cierto sabor duro, sin olvidar que es más difícil que nuestro sistema digestivo lo tolere. En definitiva, para la salud, no es el más recomendable.

En Las Terrazas de Becerril apostamos por café 100% natural de gran calidad, donde su cuerpo, aroma y dulzor no os pasará desapercibido. Nuestro deseo ya va más allá de que disfrutéis de nuestra carta, deseamos también que tomar un café con nosotros se convierta en una placentera experiencia.

Solo, con leche, cortado, con hielo…¡nos encanta!

¿Nos tomamos un café? :-)

café natural en Becerril de la sierra