Quince beneficios del vino que te van a sorprender

beneficios del vinoDesde su uso como medicina en la antigua Grecia, hasta ser considerado como un ungüento mágico o antídoto para ciertos venenos durante la Edad Media, el vino ha sido siempre mencionado a lo largo de la historia por sus múltiples propiedades. La ciencia, ya en el siglo XIX, descubrió que el vino contiene agua además de minerales, azúcares, vitaminas y proteínas.

Hasta el día de hoy, son muchos los beneficios que se le atribuyen al vino pero recuerda siempre que este es saludable cuando se bebe en cantidades apropiadas, es decir, con moderación. ¿Qué consideramos una cantidad moderada? Una copa al día o dos

Aunque todos los vinos (rosados, tintos, blancos…) tienen componentes que son beneficiosos para la salud, cierto es que el más saludable es el vino tinto.

¿Cuáles son los beneficios de una copa de vino tinto al día? Son muchos los beneficios que se le atribuyen pero sólo os vamos a mencionar aquellos que están científicamente probados después de innumerables estudios de investigación.

  1. El vino tiene un poder vasodilatador e influencia en las enfermedades cardiovasculares. Una copa de vino al día te ayudará a depurar la sangre y evitará los coágulos, además de proteger los tejidos de los vasos sanguíneos. No obstante, el menor riesgo a enfermedades cardiovasculares debemos asociarlo siempre a acompañar el vino dentro de una dieta saludable.
  2. El vino te puede ayudar a bajar de peso ya que al beberlo se activa un gen que ayuda a impedir la formación de células de grasa. Si ya existen células de grasa, beber vino las estimulará y eliminará poquito a poco.
  3. El vino tinto mejora nuestros procesos cognitivos, previene demencias y enfermedades degenerativas del cerebro.
  4. Para las enfermedades bucales el vino tinto también es muy saludable porque ayuda a tratar las infecciones de las encías, evitando la aparición de bacterias vinculadas a las caries. Aparte de lo anterior, es un remedio contra la gingivitis y algunos dolores de la garganta.
  5. Nos ayuda a combatir el agotamiento, debido al resveratrol (que se encuentra en las uvas). Esos días que nos encontramos más cansados de lo normal, una copa de vino tinto nos ayudará.
  6. El consumo de vino ayuda a reducir el riesgo de depresión.
  7. Los derivados del vino y de la uva protegen contra las quemaduras solares graves, es decir, ayudan ayudar a reducir los efectos perjudiciales de los rayos ultravioleta. Los flavonoides, que se encuentran en las uvas, inhiben la formación de especies reactivas de oxígeno en la piel expuesta al sol.
  8. Nos ayuda a liberar endorfinas, lo que hará que nos relajemos.
  9. Si acompañamos el vino de ciertos alimentos potenciará aún más su sabor ya que percibiremos el sabor de la comida de manera más intensa. No podemos dejar de recomendarte la lectura del artículo ¿QUÉ VINO ES EL ADECUADO A CADA TIPO DE COMIDA? que publicamos hace unos meses.
  10. Reduce el colesterol debido a que el resveratrol nos ayuda a reducir el  colesterol “malo”.
  11. Al tratarse de un gran antioxidante es capaz de bloquear el crecimiento de ciertas células cancerígenas, como las del cáncer de pulmón, cáncer de próstata y cáncer de mama.
  12. El vino tinto ayuda a prevenir aquellas enfermedades que causan ceguera debido a que este ayuda a detener la angiogénesis, es decir, la apertura de nuevos vasos sanguíneos en el área ocular, que es la principal causa de la ceguera.
  13. Una copa de vino tinto al día combate las infecciones urinarias.
  14. La acción antihistamínica del vino nos ayudará a sobrellevar mejor las alergias que se producen en primavera.
  15.  Como el vino tinto es energético nos ayudará siempre a mantener una temperatura corporal correcta.

A pesar de todo lo anterior recuerda siempre que el mayor beneficio del vino es disfrutarlo en buena compañía.

¿Aún te quedan excusas para no beber una copa de vino al día? 🙂

“A nadie le hace mal el vino si se bebe con tino”

(Refranero español)